Ni nos falta razón, ni nos sobra razón

22 de enero de 2007

La okupación y el periodismo, incompatibles

Me he enterado hoy mismo (torpe que es uno) de que el ínclito Jaume D'Urgell ha dejado el periodismo activo. O sea, que a finales de julio dimitió como redactor jefe de LaRepublica.es. Parece que lo ha dejado para continuar con su 'activismo' político y "no comprometer al medio con sus acciones".

Claro, debe ser que cosillas como incitar a la okupación o colgar banderas republicanas y provocar la reacción de la Policía (pasó en la última manifestación de la vivienda, que no pudo contar en el Manifestómetro), no son muy compatibles con el ejercicio periodístico.

Pero tranquilos, porque "el escritor y activista seguirá ligado al periódico en la medida que éste lo desee, bien como colaborador o como consejero de la empresa que gestiona el medio". El Larra de nuestro tiempo todavía está a tiempo de regresar.

4 comentarios:

nitroglicerino dijo...

¿Calificas como el Larra de nuestro tiempo a un tío que incita a la okupación?

O es un error... o estás de coña, supongo...

Jeremias dijo...

Estoy de coña, claro :D

Gatopardo dijo...

Estoy con la duda de si Jaume D'Urgell es una realidad virtual inventada por Joan Fontcuberta o una creación mediático-republicana del Padre Apeles...
Y no sé...

Anónimo dijo...

Entiendo que puedas tenerle manía, pero independientemente de ello, su labor periódistica es importante, especialmente cuando se fue al Líbano y ahora si no me equivoco va a ir a Afganistán, con pocos medios, no como un gran corresponsal bien financiado. Lo cual permite que enseñe lo que otros no pueden.

Pasado está...

Datos personales