Ni nos falta razón, ni nos sobra razón

12 de octubre de 2006

Esta vez, todos en pie

Hoy sentado, mañana en pie

¿Cuál es la principal diferencia entre la fotografía de 2003 y la de 2006? Efectivamente. En la primera las elecciones quedaban muy cerca y había que ganar votos. Ahora quedan más lejos y no hay que mosquear al amigo americano.

2 comentarios:

MiguelNR dijo...

ya no se puede abordar el tema, porque como ya se asienta la cátedra de que lo hizo por votos, ahora es imposible que yo pueda decir que Zapatero, como todos, no solo se mueven por votos, aunque (y lo he dicho muchas veces) sea una razón que siempre existe, pero no la única.

Supongo que todo el mundo me dira que no tengo razón y que lo digo por afiliación, pero tambien he intentado explicar muchas veces que mi afiliación no es causa sino solo una consencuencia de mi manera de pensar (tampoco nunca ha valido de nada que lo explique).

Zapatero no se levantó la primera vez por la naturaleza de la presencia de aquella bandera, más allá de que fuera un acto demasiado explicito y quizás excesivo, cosa que puedo conceder, pero tambien entiendo que el Gobierno de entonces debería haber organizado un desfile más neutro, siendo consecuente con la brecha existente entre los dos principales partidos, una brecha considerable y paradigmática, y siendo consciente Aznar de su soledad en su propio pais con este tema; fue casi una brabuconada por su parte.

Siendo Zapatero el Presidente, siendo la presencia de esta bandera en base a una operación defendida por la inmensa mayoria del Parlamento y de la sociedad, siendo esto objeto de consenso y de normalidad institucional, me parece más normal, más lógico y más defendible que todos puedan ponerse en pie.

Yo pienso que Zapatero podría haber demostrado de otra manera aquella discrepancia y evidentemente aprovechando que el pisuerga pasa por Valladolid busco la foto, pero tambien entiendo que sus razones siguen siendo válidas y que el Gobierno, de entonces, se apropió de muchas áreas comunes de Estado (no solo en este caso) supeditados a apuestas arriesgadas, en muchos casos equivocadas, de Aznar, sin contar con el consenso de la oposición.

Hay que recordar que incluso aquello que se pactaba, entonces, se usaba para atizar a Zapatero, y se acusaba a Zapatero de blandura por querer pactar todo con Aznar, siendo a la vez acusada de ser oposición desleal, cuando la mayor deslealtad, ya no solo con la oposición de entonces, sino con el 80% de la población española, fue por parte de su propio Gobierno.

Anónimo dijo...

Sigo sin saber la respuesta a la pregunta del millón, porque ayer la realización del desfile se mostró un tanto esquiva. ¿Se inclinó la bandera de las barras y estrellas ante el rey? Porque hace tres años no lo hizo.

Pasado está...

Datos personales