Ni nos falta razón, ni nos sobra razón

13 de julio de 2006

Paquito vive en Salamanca

Ayer estuve en Salamanca, y me llamó la atención que, en la Plaza Mayor, junto a medallones de casi todos los reyes de la historia de España hubiese uno de Franco...

Paquito

Según me cuenta un amigo que es de allí, parece que sobraba un hueco y decidieron hacer un retrato a este gran dictador. Curioso. Por cierto, que Salamanca es otra de esas ciudades invadidas por banderas de España. Precioso lugar, Salamanca, por donde también pasó el Papa hace algunos años.

Actualización: Un lector anónimo comenta lo siguiente:
Lo pusieron porque Salamanca siempre ha sido muy de derechas, de hecho fue capital de la parte franquista durante un tiempo, y quisieron agradecer a Franco su "gran gesta" con un medallon de la talla de los reyes.

(...)

ese medallón se puso exactamente ahí porque es la columna más cercana a la actual calle Toro, que antaño se llamaba calle Generalísimo.
¡Gracias!

9 comentarios:

Josep M. Fernández dijo...

Curiosamente hace unos días fallecía el escultor Juan de Ávalos, autor entre otros de los retratos del caudillo que adornaron las pesetas durante tantos años.

Jigen dijo...

les sobra un hueco y meten a franco? manda cojones

Anónimo dijo...

¿Y qué más dá?

¿Debemos reputear porque haya efigies de gobernantes no democráticos por España? ¡¡Pues anda que no hay!!

Furu dijo...

... bueno, como cuasi salmantino que soy, comentar que no es la primera vez que ponen a Paquito en el medallon, lo raro de esta ocasión es el tiempo que está durando, ya que lo normal es que lo pinten, lo quiten ( a ostias mayormente ) y que el hueco luzca como lo que es, un hueco ...

Anónimo dijo...

No es que lo pusieran porque sobraba un hueco, de hecho sobran muchos como tú habrás podido ver. Lo pusieron porque Salamanca siempre ha sido muy de derechas, de hecho fue capital de la parte franquista durante un tiempo, y quisieron agradecer a Franco su "gran gesta" con un medallon de la talla de los reyes. Como ya han dicho, lo raro es verlo tan bien, soy de Salamanca y nunca lo había visto tan cuidado, tendré que hacerle una visitilla. Lo normal es verlo teñido de rojo (como la sangre que el derramó) o simplemente destruído. Pero a que no adivináis de que partido es el alcalde que gobierna con mayoría absoluta y lo manda restaurar cada poco tiempo??

Anónimo dijo...

ah y se me olvidaba, ese medallón se puso exactamente ahí porque es la columna más cercana a la actual calle Toro, que antaño se llamaba calle Generalísimo. Por suerte cada vez quedan menos resquicios de esa horrible época. un saludo!

Sara dijo...

Puajjj... qué mal rollo me da tener que verle la cara a este tipo y eso que nací en democracia. No me quiero imaginar de qué manera se les pueden llegar a revolver las tripas a los que padecieron la Dictadura y ahora tienen que encontrarse este tipo de "adornos" por las calles... en fin.

Besos.

Hierro 56 dijo...

Aquí el amigo.

Bueno, yo no le dije a Jeremías que sobraba un hueco y por eso lo "han puesto ahí", como si fuera cosa del año 2004...

No, hombres, no. Lo pusieron décadas atrás, ná más morirse Paquito, la verdad, cuando aún quedaba el rescoldo de su régimen y cualquiera le tosía al gobernador civil.

Pero ahora las cosas han mejorado mucho. Ahora sólo nos dedicamos a despotricar contra los catalanes porque quieren llevarse (de hecho, se han llevado ya) partidas de nacimiento en Tortosa del año 32.

A mí lo que me indigna de verdad, es lo bien que ha quedado el tío en su medallón, que parece hasta guapo, y, en cambio, lo mal que dejaron, mucho más recientemente, a Juancar y Sofía, que están unos metros más allá, pero parecen sacados de un anuncio de chocolatinas.

Eso no se hace.

Rosa J.C. dijo...

Adoro Salamanca tanto como la critico. En general son bastante de derechas. Lamentable en una ciudad tan bonita.

Pasado está...

Datos personales