Ni nos falta razón, ni nos sobra razón

2 de julio de 2006

Cositas

Me han contado que se pueden hacer "cositas" con hormigas. ¿Cómo se hace? Lucerito de la mañana.

Esta práctica se puso de moda en los burdeles del Trieste de entreguerras, consistía en preparar un baño para el caballero que la solicitaba y soltar un buen puñado de hormigas en el agua y dejar que el glande del pene asomara por el borde del agua como una isla, las hormigas buscaban su salvación nadando hacía la isla y las cosquillas que proporcionaban al dueño del glande parece ser que provocaban unos espasmos muy agradables. Todo es cuestión de probar ¿quién no tiene a mano un puñado de hormigas?
El maravilloso mundo del sexo

5 comentarios:

MiguelNR dijo...

Pilar Cristobal dijo algo muy sencillo con respecto al sexo: "todo lo que se puede hacer, se puede hacer".

Hay otro Blog sobre esto en El Mundo. Es este: http://www.elmundo.es/elmundo/sexo.html

asiestanlascosas dijo...

No todo lo que se puede hacer a de hacerse

MiguelNR dijo...

En el sentido de la frase ya va implicito un sentido ético.

Lo que se puede hacer es lo que se puede hacer, incluido lo que se debe, pero solo en un sentido natural, y no moral, es decir; desde la más estricta sexología.

Eso es lo que se puede hacer, y, efectivamente, todo lo que se puede hacer, se puede hacer.

Es una frase que no requiere explicación (o por lo menos, no debería).

Es una frase aplastante, y da cuenta del verdadero sentido natural del sexo, en todas sus dimensiones y formas.

Nividhia dijo...

¿No conoceis lo del raton? Yo pense que era otra leyenda urbana hasta qu me mandaron fotos...

Jeremias dijo...

Cuenta, cuenta...

Pasado está...

Datos personales