Ni nos falta razón, ni nos sobra razón

7 de julio de 2006

Carta a Pedro Calvo

El Ayuntamiento quiere 'retirar' a mendigos y prostitutas de las calles. Esto, en palabras de Pedro Calvo, es dar la patada y desplazar de un sitio a otro. Como ya he dicho muchas veces, la solución policial es más barata que las soluciones de verdad.

Alberto Senante, un buen amigo, me manda esta carta que yo reproduzco a modo de Carta al director. Por si acaso mañana no se ve en ningún periódico.
Señor Calvo, me dirijo a usted como Concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid, ciudad en la que vivo. Me alegra conocer su preocuación acerca del deterioro de varias plazas de la capital. Estoy convencido como usted de que existen ciertas situaciones en las que su Ayuntamiento tendría que tomar importantes medidas. Pero me gustaría matizar algunos aspectos de su idea de que la policía deba "retirar a los mendigos" de las calles.

A mí también me molesta tener tan cerca esas figuras entre cartones, esos hombres y mujeres con miradas perdidas que atentan contra nuestra normal convivencia. Y estoy plenamente de acuerdo con usted en que lo mejor sería que fueran atendidos por los recursos sociales. Sólo que, pequeño matiz, esos recursos no existen ni están programados. En Madrid hay más de seis mil personas sin hogar y 1. 300 plazas de albergue.

Como usted, yo también estoy muy preocupado por la sitación de estas personas. Pero, pequeño matiz, creo que es preocupante sobre todo para ellos, que son quienes más la sufren. Como a usted, me da rabia ver la degradación de nuestras calles y plazas por la presencia de esos que no tienen nada. Porque me demuestra cada día cómo mi ciudad permite que sus vecinos duerman entre cartones y cómo podemos pasar de largo ante el sufrimiento de nuestros semejantes.

Sí, señor Calvo, a mí también me preocupa la indigencia. Pero, y este es un enorme matiz, la que me aterroriza es la indigencia moral de quienes son capaces de mirar a otros hombres como un estorbo, como basura que hay que retirar de las calles.

1 comentario:

MiguelNR dijo...

Jesus Gil hizo igual en su momento en Marbella, metió a todos los mendigos de Marbella en los coches patrulla de la policia local y los expulsó a Ayuntamientos limítrofes.

Pasado está...

Datos personales