Ni nos falta razón, ni nos sobra razón

21 de junio de 2006

¿Nacen o se hacen?


Genial titular de Baquía. Supongo que también crecen, invierten, emprenden, se reproducen y mueren. Como las cucarachas. O casi.

3 comentarios:

MiguelNR dijo...

Estoy de acuerdo, pero no diría tanto empresarios sino más bien emprendedoras o creativas.

Por eso gente que se mete a empresaria además se dedica al arte o incluso a la política. Son personas con mucha actividad mental, que necesitan mantenerse ocupadas y les gusta crear proyectos nuevos e ideas nuevas.

No es extraño ver a empresarios con grandes bibliotecas en su casa, y que además se dedican a la escultura o a la pintura en sus ratos libres.

Al fin de al cabo, los "hombres del Renacimiento" siguen existiendo, y son los que más motivados están para estas cosas.

De todas formas, creo que, aunque exista una "predisposición genética", el factor cultural sigue existiendo e influye.

Ikke Leonhardt dijo...

El artículo no hay por dónde cogerlo, la verdad:

"Un estudio realizado por investigadores de Gran Bretaña y EEUU en gemelos idénticos sugiere que el ambiente que se vive en la familia tiene escasa relevancia en la propensión de una persona a ser emprendedora, porque casi la mitad de dicha propensión es genética."

Entonces el ambiente y la educación determinan más de la mitad de la propensión. ¿Esto es "escasa relevancia"?

Además en casi todos estos estudios de "nature vs nurture" las estimaciones andan en torno a eso, 50-50. Entonces ¿dónde está la novedad?

MiguelNR dijo...

Sí, sin duda la cultura, el ambiente, las vivencias ... son determinantes y fundamentales.

Son tantos los factores a tener en cuenta, que esta "paradigmitis" que tienen algunos (las ansias de buscar paradigmas hasta sobre los yogures naturales) me parecen un profundo error.

La realidad es compleja.

Pasado está...

Datos personales