Ni nos falta razón, ni nos sobra razón

5 de abril de 2006

La influencia de los blogs y blablablabla... bla

El otro día leía una entrada de Mangas Verdes en la que se destacaba la influencia de los blogs en el nuevo diseño del NYT. Y no puedo estar más en desacuerdo.

A veces hay que ponerse en modo borjamari para recordar que las cosas son como son, no como nos gustaría que fuesen. La única influencia de los blogs en el rediseño del NYT es la navegación a través de los artículos más blogueados. Punto. Otra cosa es que se estén convirtiendo en fuentes de información, o al menos en voceros de lo que pasa, sobre todo, en Internet.

El resto no es influencia de los blogs, sino influencia de las tendencias del diseño web y de la Red en general. Como rediseñar las páginas a 1024 píxeles de ancho, reducir la columna con las secciones (ojo, que la tendencia es a eliminarlo o al menos quitarla de los lados, porque come mucho espacio) e incorporar una barra de navegación superior. Pero esto no es nada nuevo ni propio de los blogs. Habría que decir que sí, que los blogs han influido si los medios metiesen las noticias una tras otra. Pero no pueden hacerlo así, porque deben priorizar las informaciones. Una portada es demasiado importante y tiene que ser lo más dinámica posible de un solo vistazo.

Los medios se fijan en los blogs porque atraen visitas. Adaptarlos e integrarlos es el objetivo claro, aunque yo sigo sin verlo muy claro. En este punto sí estoy de acuerdo con Manuel.

Llevo mucho tiempo diciendo que los blogs y la prensa en Internet son perfectamente complementarios, como se demuestra cada día. Pero son cosas distintas. Aquí todos aprendemos de todos.

Lo que mola de los blogs es que nos copiamos unos a otros como perros. Pero citando y reconociendo a cada uno lo suyo (bueno, casi siempre). Que ponemos fuentes. Que compartimos lo que sabemos. Por ahí se puede complementar -pero ojo, sin sacar los pies del tiesto- a los medios tradicionales. Otras supusiciones se las dejo a los gurús del tema. Que hagan de su capa un sayo si quieren, pero no de la mía. Faltaría.

Hala, ya me podéis sacrificar si queréis. Pero me he quedado tan agusto... llevaba todo el día con esto dentro.

1 comentario:

Cenicienta dijo...

Con todas esas letras!!!
Alaaaaaaaaaaaa

Ya decía yo que aquel bocata no fue normal...

XD

Pasado está...

Datos personales