Ni nos falta razón, ni nos sobra razón

27 de marzo de 2006

La última moda: fotografiar cadáveres de famosos

Sólo la muerte de Rocío Durcal ha logrado eclipsar la enfermedad de Rocío Jurado. Así de perversa y siniestra ha sido la televisión del fin de semana. Woody Allen dijo una vez que no temía a la muerte, pero que no quería estar allí cuando ocurriera. Muchos programas piensan exactamente lo contrario, y buscan en la proximidad de la enfermedad y el cadáver esa audiencia que jamás conseguirían con el talento.
Leo esta entrada en El Descodificador y justo después me entero de que algún desaprensivo ha intentado hacer fotos al cadáver de Rocío Durcal. Me suena que algo parecido sucedió hace poco con otro famoso muerto, puede que con Encarna Sánchez, no sé.

El caso es que nos lo merecemos, porque lo fomentamos y lo incubamos. Sacar fotos con el móvil para 'pillar' a los famosos ya está de moda. Se vende bien. Lo próximo será 'pillar' a los cadáveres de los famosos, que ni siquiera pueden escapar.

Y yo no dejo de preguntarme qué coño le importa a la gente la intimidad de las demás. Lo llamán Salsa Rosa, lo camuflan así. Será eso. Pero no es rosa, ojalá, es mucho peor. Y apesta.

5 comentarios:

Cenicienta dijo...

Hay gente que en su casa no le enseñaron vergüenza

MiguelNR dijo...

Ya no se tiene respeto por nada.

Preguntón dijo...

Desde luego, a lo largo de la historia, nunca ha sido muy seguidor de los preceptos morales. Pero es que hoy en día estamos instalados en el todo vale. Todo lo que de dinero, claro. Que asco. Hay momentos que dan ganas de comprarse una casita en el monte y bajarse del mundo por lo menos 20 años :P

Saludos.

Jeremias dijo...

Y que lo digas, y que lo digas.

Nividhia dijo...

Este fotografo es despreciable, cierto, pero no haria fotos si no hubiera despreciales medios dispuestos a comprar las fotos y despreciables espectadores deseosos de verlas.

Pasado está...

Datos personales