Ni nos falta razón, ni nos sobra razón

28 de marzo de 2006

Elecciones en Israel

Hoy se celebran unas interesantes elecciones en Israel. Los primeros datos de participación han sido bajos, y los sondeos apuntan a una victoria clara de Kadima. Si la abstención es alta es probable que Olmert, el sucesor de Sharon (que sigue en coma) obtenga la victoria. Otra cosa es si les costará mucho o poco formar Gobierno y cómo gestionarán la victoria.

Íñigo lo sigue minuto a minuto.

3 comentarios:

MiguelNR dijo...

Es posible un intento de acuerdo entre Kadima y los laboristas, aunque estos últimos tambien se han radicalizado (es lo que tiene abandonar a las bases con una organización democrática xD, y mira que lo tengo dicho...)

El Likud se ha derrumbado de una manera bestial, por debajo de los nuevos ultra-nacionalistas de Yisrael Beitenu.

Puede que ante este alza del ultra-nacionalismo, el Kadima debiera gobernar en solitario con apoyos puntuales, aunque no tengo claro si el sistema político israelí permite esto, pero la razón política así me lo indica.

Jeremias dijo...

Kadima y los laboristas formarán coalición. Eso es casi seguro. Luego, puede que haya algún otro partido que les apoye, para llegar a los 61 escaños. También contarán, digo yo, con apoyos puntuales de terceros partidos.

Ahora bien, habrá que ver la capacidad de Olmert para formar alianzas y lidiar con el multipartidismo israelí como líder visible del país.

MiguelNR dijo...

Tendrá en frente a todo el derechismo, así que asumirá un papel de centrista moderado, lo cual, también le vendrá bien al país.

Viniendo de la derecha se puede permitir muestras de conservadurismo, pero le es muy facil darle la réplica a todo el derechismo radical que tiene enfrente desde un papel moderado, que además será el que se le pida desde la mayoría que le sostiene.

Si esto se aprovecha con inteligencia, como digo, le vedrá bien a Israel, en su objetivo de definir para siempre las fronteras con Palestina, como paso previo a la existencia de dos Estados independientes y estables.

Pasado está...

Datos personales