Ni nos falta razón, ni nos sobra razón

9 de febrero de 2006

Genial Günter Grass


No podrían habe escogido un mejor titular en El País para la entrevista a Günter Grass sobre el polémico asunto de las viñetas. Una frase brillante, desde mi punto de vista.

Por cierto, su entrevista está apoyada por otra de Saramago, igual de interesante.

7 comentarios:

Mpmx dijo...

Pues que Günter se vaya a vivir a una dictadura teocrática islamica y nos lo cuente...

Wallenstein77 dijo...

Hola a todos:
Podriamos dar la vuelta al planteamiento y preguntar ¿De donde sacan los paises islamicos esa arrogancia para imponer lo que se debe y no se debe publicar en periodicos occidentales? En este caso puede haber arrogancia para imponer una cosmovision y unos derechos totalmente desconocidos en los "democraticos" paises musulmanes.
Pero no hay menos arrogancia en aquellos que sin condenar otro tipo de caricaturas de tan mal gusto como las criticadas o sin renegar y condenar actos brutales, quieren imponer en base a su verdad religiosa la "Verdad" a quienes no tienen su propia vision del mundo.
Saludos a todos.

MiguelNR dijo...

Es que no tiene ningún sentido.

Normalmente no estoy de acuerdo con Saramago, y esto no es una excepción.

Tan respetable es el componente religioso de los católicos como el de los musulmanes, pero a partir de ahí, que una persona de izquierdas defienda las tesis políticas de la derecha más reaccionaria del planeta, que es lo que son los regímenes fundamentalistas, no tiene ni pies ni cabeza.

Desde una perspectiva clásica del Estado-nación, solo es respetable la soberanía nacional, pero desde una perspectiva global, yo no tengo porque darle la razón a personas con las que no estoy de acuerdo.

Lo que es absurdo, lo que no tiene absolutamente ningún sentido, es que yo tache en España al PP de retrogrados, y luego alabe, defienda o vuelva moralmente defendible la posición de personas que son CIEN MIL VECES más reaccionarias y retrogradas que la derecha española.

Tanto desde una perspectiva clásica, como desde una perspectiva global, en ninguno de los dos casos, el mundo musulmán puede pedir NADA MAS que no sea respeto, que es lo único que podemos y debemos ofrecerles.

Lo cierto, es que consiste simplemente en llevar lo mismo que pasaría a escala nacional, si se realizara una denuncia colectiva (por ejemplo) contra un medio español, en un Tribunal, por ofender las creencias católicas.

No es cierto que el respeto restrinja la libertad: el respeto es libre, pero debe darse.

No hay que confundir la ausencia de censura, con la actitud frentista, porque podemos y debemos, ser libres, y a la vez, poder convivir.

Marta Salazar dijo...

es que Grass es de lo peor...

Dotakon dijo...

Qué raro.... siempre entrevistando a los mismos dos escritores europeos... ya se sabe europeos, Grass y saramago... americanos García Marquez y Noam Chomsky. Ni más ni menos. Ni menos ni más.

¿De dónde sacan esa arrogancia que els permite aconsejarnos a los demás lo que debemos y lo que no debemos hacer? ¿Y ese talento para no ser nunca cuestionados digan lo que digan?

El Gunter Grass es ese tipo del bigote que ha hecho campaña en las elecciones alemanas en favor de un equipod e gobienro que ha llevado a ese país a sus peores niveles de paro de su historia desde el final de la II Guerra Mundial. Una actitud muy RAZONABLE, producto de un análisis objetivo y nada SECTARIo.

J_K_Huysmans dijo...

hasta que tenga la arrogancia de Bush y amigos faltan décadas, esa arrogancia bastarda que les lleva a decir lo que es bueno para el mundo y tirar las bombas donde les da la gana o donde ganan más

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

Pasado está...

Datos personales