Ni nos falta razón, ni nos sobra razón

7 de diciembre de 2005

Gallardón, el de la careta

'Lo malo de éste es que no se le ve venir'. Lo dice un amigo y tiene razón. Acabo de volver de un viaje por Soria, Zaragoza y Barcelona, y gente de los tres sitios piensa que Gallardón es moderado. De lo más moderado del PP.

En las formas, por supuesto. Por eso no se le ve venir. ¿Quién se acuerda de que Gallardón es el responsable de la ley antibotellón en Madrid? ¿Nos acordaremos de la limpia de árboles que está haciendo en Madrid y que provoca protestas diarias de los madrileños? ¿Se darán cuenta fuera de la capital de lo que sucede?

Estamos hablando del mismo político que ha decidido acosar a presuntos compradores del top manta y a presuntos clientes de prostitutas por medio de la policía. Policía municipal cuyos miembros son permanentemente cuestionados, de nuevo, por los vecinos.

Gallardón lleva una máscara, y apunta alto. Lo peligroso es pensar que es moderado. En abosoluto. Sí es un buen político que domina como ningún otro en España las relaciones públicas. Que vende, para entendernos. Pero vende la moto en la mayoría de las ocasiones. Cuidado con subirse.

2 comentarios:

Quickid dijo...

Si te das cuenta, lo del top manta no es de la derecha. Viene de importación catalana, y ya lo puso en marcha Clos (PSOE) en Barcelona. Y aunque sea del PP, sólo comparándolo con Acebes o Zaplana nos damos cuenta de que para las joyas que tiene ese partido, Gallardón tiene un brillo (y una popularidad) muy discretita

Jeremias dijo...

En eso tienes toda la razón. Lo del top manta es una iniciativa del ayuntamiento barcelones, y es igual de lamentable.

Lo que sucede con Gallardón es que está utilizando la policía como herramienta para atacar todo lo que no le gusta, y eso es terrible.

Entre el PP no sé si tendrá brillo (me refiero entre gente con poder, afiliados, etc.), pero imagen tiene, y muy buena.

Pasado está...

Datos personales