Ni nos falta razón, ni nos sobra razón

5 de noviembre de 2005

Váyanse a casa... ¿y eso dónde está?


Líderes en el exilio buscan un país donde ejercer. De líderes y de exiliados. Damasco no puede cargar más con su peso, teniendo en cuenta la que se avecina. Egipto y Jordania, dos opciones acogedoras, tampoco están por la labor.

Acoger a dirigentes de grupos radicales no es taréa fácil. Primero por la presión de la comunidad internacional. Segundo, porque son un peligro potencial allá donde vayán, debido a su atractivo para las juventudes más desfavorecidas y para sectores desencantados de las clases medias.

La 'solución' es lograr que vuelvan a los territorios palestinos. Pero Israel no puede permitir que regresen a Gaza o Cisjordania, sobre todo teniendo en cuenta que se aproximan unas complicadas elecciones legislativas (el 25 de enero, si nada cambia). Mubarak tendrá que sacar su artillería diplomática para lograr una salida aceptable a este asunto. Se juega prestigio externo y estabilidad interna. Con la que está cayendo, otro marrón en la zona.

4 comentarios:

Dotakon dijo...

Parece mentira que haya habido que esperar hasta ahora para que dar cobijo a grupos terroristas resultase algo incómodo para ciertos gobiernos. Para que gobiernos como el sirio perciban las cosnecuencias problemáticas que pueden derivarse de esas actitudes.

Y no creo que sea debido a que el sistema de las Naciones Unidas haya conseguido imponerse con sus declaraciones rimbombantes. Eso no parece mentira xD

Jeremias dijo...

El problema es que esos grupos terroristas no son terroristas para gran parte de la población árabe, a la que pueden atraer con facilidad. Además, en el caso concreto de Hamás, también hay una vertiente sociopolítica bastante fuerte, que seguramente tendrá buenos resultados en las elecciones, aunque sea muy difícil de prever.

Por eso los gobiernos árabes se ven entre la espada y la pared: acoger a líderes de estos grupos puede llegar a suponer un desafío a su autoridad. No acogerlos puede ser una medida muy mal vista entre sus ciudadanos.

En cuando a lo de la ONU... es un factor más. Podríamos dejarlo en presión internacional (creo que he puesto eso, aunque haya enlazado a la resolución).

Dotakon dijo...

Puede que esos grupos terroristas no sean terroristas para gran parte de la población árabe. Pero lo grave es que no fuesen considerados terroristas por la ONU hasta hace bien poquito. Eso es lo grave.

Necesitaron miles de muertos y una gran crisis internaiconal para empezar a considerarlos terroristas, ahora s eve que necesitan otra tanda de miles d emuertos y otra gran crisis internaiconal para empezar a combatirlos.

Jeremias dijo...

En cada caso habría que analizar las circunstancias de dichos grupos para erradicarlos de forma correcta o para frenar sus actividades delictivas.

Pasado está...

Datos personales