Ni nos falta razón, ni nos sobra razón

17 de septiembre de 2005

¿Quién tiene el poder dentro de la blogosfera?

Llevo tiempo pensando sobre este tema. No voy a entrar en si la blogosfera es el quinto poder o no, porque estoy convencido de que no lo es; como mucho, según una visión clásica, es una revitalización del cuarto (la prensa). Me interesa mucho más analizar cómo se está configurando el poder dentro de la blogosfera. Aviso: hay que coger con pinzas todo lo que voy a decir, porque es arriesgado y complejo; tampoco quiero que nadie se ofenda ni se de por aludido, sólo voy a apuntar unas impresiones.

¿Quién es la 'gente que importa' dentro de la blogosfera española? ¿Por qué han llegado a serlo? Todos sabemos que hay blogs más importantes y relevantes que otros. No es lo mismo que un tema salga en Escolar.net, en Enrique Dans, en ALT1040 o en Periodistas21 a que ese mismo asunto se trate en blogs "menores", con pocos suscriptores o visitas, aunque le den un enfoque más interesante. Normal, porque no hay comparación entre el número de visitas de unos y otros. Pero no tan normal si pensamos en que, en muchas ocasiones, se tiende más a enlazar a estos "grandes" blogs que a otro menores, aunque nos hayan gustado más. Puede que sea inercia.

Creo que se puede afirmar que se ha formado una élite en la blogosfera española. No se trata de élites encerradas en sí mismas, ni de que quienes la forman quieran serlo a toda costa. Ni mucho menos. Al ser el blog un fenómeno plural y ciudadano, se puede decir que se lo han ganado. Algunos porque fueron los primeros, otros porque han crecido rápido al ser realmente interesantes y otros porque saben cómo atraer al público.

Se trata de un fenómeno no buscado. ¿Podría llegar a ser peligroso para la blogosfera? Depende de cómo se aproveche. Por ahora, los "líderes" de la blogosfera han demostrado sentido común, porque saben de qué va todo esto. Esta élite tiene poder, sí, pero también una gran responsabilidad. El verdadero poder de la blogosfera consiste en su carácter ciudadano y en su unidad ante ciertos asuntos que hacen que todo el mundo se mueva. Pero tengamos siempre en cuenta que no somos ningún instrumento, que no podemos dejarnos manejar por ningún tipo de interés ni vendernos a nadie.

Mantener este espíritu ciudadano, aceptando todo lo que se creará a su alrededor -las élites son un primer paso normal y aceptable si son responsables- es la única forma, a mi juicio, de mantener el poder que pueda tener la blogosfera. En el momento en que comencemos a pensar que somos el ombligo del mundo tomaremos la senda equivocada. Aprendamos de nuestros mayores y pensemos que, en la calle, la mayor parte de la gente ni siquiera sabe que existe la blogosfera.

Este post está escrito para el III Festival de Blogs organizado por eScriptorium.

14 comentarios:

Dotakon dijo...

¿No será porque han tenido más facilidades? o ¿porque cuentan con contactos que a su vez cuentan con más recursos para poderlos promocionar o hablar bien de ellos?... o porque cuentan con más apoyo de otros medios de comunicación convencionales porque en cierto modo a estos les convenga tener controlados a los blogs más importantes y visitados para que sean políticamente correctos....

Pregunto. Yo no los conozco.

Cenicienta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Cenicienta dijo...

Como todo en esta vida. Los blogs más leido se relacionan entre ellos, son amigos o enemigos, pero normalmete se conocen, admiran y defienden. Cuando un blog menor es enlazado por ellos entra en el círculo vicioso y crece como la espuma (siempre considerando que sea lo suficientemente bueno). Creo que no está mal que entre los blogeros, con nuestras visitas y enlaces, elijamos unos 'representantes' de lo qeu se puede hacer desde movimientos individuales, pero sin crear líderes ni profetas. Lo mejor de la red es su fugacidad. Sí, hoy eres bueno, todos te leen, pero si bajas la guardia, vendrá otro. Es sana la renovación y es imprescindible que el espíritu libre y la potestad de hablar sea lo único que rija Internet.

Jeremias dijo...

Dotakon, en este caso, y de momento, creo que no se dan los casos que citas.

Cenicienta, la fugacidad es una de las claves. Internet requiere actualización constante. Si no te dejas ver, en un mes el gran público se ha olvidado de ti. Fíjate en este blog, uno de los más visitados hace no demasiado. Dejó de publicar y ya muy pocos le recuerdan. ¿Qué haces conectada un sábado?

Cenicienta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Dotakon dijo...

Guardasol.

eScriptorium dijo...

De casualidad me he enterado de tu artículo, ni me has enviado correo ni has hecho un trackback.

Te meto en la olla a última hora.

Jeremias dijo...

Te aseguro que te mandé, esta tarde, un mail a través de tu sección de contacto. Siento mucho que no te llegase, pero ya sabes lo problemas de blogger y el trackback, y no encontre tu mail personal. Perdón :(

mmeida dijo...

Gracias por la referencia, Jeremias, y no por lo de "élites", sino por lo de "interesantes" :)

Por cierto, Antoni. Yo también te envié un par de referencias a través del formulario de contacto de Scriptorium. Igual no funciona bien.

Un saludo.

Jeremias dijo...

Una referencia merecida, Manuel. Nada gratuito, te lo aseguro ;)

Egocrata dijo...

Si, existe una jerarquía, y bien estudiada, en la blogosfera. Enlace

Jeremias dijo...

Lo interesante es saber cómo se ha formado y por qué.

Enrique dijo...

Gracias por la parte que me toca :-).

Yo creo que es un fenómeno de difusión natural. Escribo mucho, tengo más tiempo que la media de la gente porque es algo que entra dentro de mi labor como académico, y leo mucho también. No creo que haya una élite como tal, o nunca la llamaría así. Creo que hay gente con más visitas, y que eso depende fundamentalmente del tema sobre el que escriban y de la frecuencia sobre todo. La calidad es intangible, para gustos se pintan colores. Mis estadísticas, y seguramente las de la mayoría, dependen básicamente de mi frecuencia de posteo. Y cito muchos blogs, unos muy conocidos, otros menos. A los menos conocidos suelo llegar cuando me reenvían algo o cuando me citan ellos a mí, pero no cito por reciprocidad, sino porque veo algo interesante. No creo que haya una élite cerrada, me parece perfectamente posible empezar un blog mañana, y ser conocidísimo en un par de meses, sólo es cuestión de hacer unos cuantos posts buenos y que se vean, y de mantener una cierta regularidad diaria. Pero hay que hacerlo de manera natural, no "provocarlo"" o "buscarlo".

En fin, pura opinión...

Jeremias dijo...

Hombre, Enrique, podemos discutir si élite es el concepto más correcto o no. Pero creo que sí está claro que hay un grupo de blogs que, en visitas e influencia, cuentan mucho más que la mayoría. Y no todos son siempre interesantes, algunos ni siquiera lo son la mayoría de las veces.

Por supuesto, ya digo en el post que no se trata de nada buscado, sino de un fenómeno normal y natural que sucede en todo fenómeno ciudadano como éste. Y añado ejemplos de blogs, como Mangas Verdes o La Huella Digital que han subido muy rápido y ya están entre los destacados.

Quizá no te gusten las connotaciones del término élite. Bueno, podríamos decir 'people who matter'. Pero es un fenómeno que existe, creo, y que merecería la pena ser analizado. Además, como dije en el post, irán naciendo más fenómenos similares que tendremos que saber capear. En todo caso, mientras sea una élite independiente, responsable y capaz de inspirar a otros para montar sus propios blogs (como me pasó a mí, por ejemplo), bienvenida sea.

Pasado está...

Datos personales