Ni nos falta razón, ni nos sobra razón

4 de julio de 2005

Tráfico de órganos

El transplante de órganos es una operación cada vez más común y sencilla. Los riesgos son ya muy reducidos y salva las vidas de muchas personas. Pero encontrar un donante nunca es sencillo, las listas de espera son largas y el tiempo de los pacientes limitado. En tales circunstancias, no es extraño que florezca un mercado negro de tráfico de órganos al que pueden recurrir quienes pueden pagar grandes cantidades de dinero.

Un mercado suculento que las mafias se han apresurado a controlar. La demanda de órganos en los países más desarrollados es cada vez mayor que en el resto, y en la mayoría de ellos el sistema de donaciones está regulado y prohibida tanto la venta como la especulación. Sin embargo, la mayor parte de los compradores provienen de estos países, y recurren a mafias que se abastecen en las zonas más pobres del mundo, como India, China, Mozambique o Sudamérica.

(...)
Más, aquí.

No hay comentarios:

Pasado está...

Datos personales