Ni nos falta razón, ni nos sobra razón

15 de julio de 2005

Informe de Kofi Annan sobre la Declaración del Milenio

El próximo mes de septiembre, los líderes mundiales revisarán en Nueva York los progresos realizados desde la aprobación de la Declaración del Milenio, allá por el año 2000. Una serie de objetivos claros y necesarios pero difíciles de llevar a cabo.

El Secretario General de la ONU, Kofi Annan, ha elaborado un informe titulado 'Un concepto más amplio de la libertad. Desarrollo, seguridad y Derechos Humanos para todos' en el que destaca los retos y los logros para el futuro. Un trabajo que deja claro que sin desarrollo, seguridad y Derechos Humanos para todos no se puede ejercer una completa libertad. Annan apela a la responsabilidad de las naciones para sacar adelante este mundo de forma sostenible. "Un joven con SIDA que no sabe leer ni escribir y vive amenazado por el hambre no es verdaderamente libre", dice el informe, y es la verdad. "No tendremos desarrollo sin seguridad, no tendremos seguridad sin desarrollo y no tendremos ni seguridad ni desarrollo si no se respetan los derechos humanos", a lo que podemos añadir que sin esas tres cosas no se puede acabar con el terrorismo, el mayor reto de la democracia en los comienzos de este nuevo siglo.

Un informe que pide tres cosas: libertad para vivir sin miseria, libertad para vivir sin temor y libertad para vivir con dignidad, todo ello aderezado con una renovación y fortalecimiento de las Naciones Unidas como elemento catalizador de todos los cambios y progresos. La conclusión está clara: vivimos un momento histórico que plantea una oportunidad y un desafío, somos conscientes de ello y tenemos la responsabilidad de mejorar:
Nunca en la historia de la humanidad ha estado el destino de cada uno de los hombres, mujeres y niños de todo el mundo tan ligado al de sus semejantes. Los seres humanos estamos unidos tanto por imperativos morales como por intereses objetivos. Podemos construir un mundo basado en un concepto más amplio de la libertad, pero para ello debemos encontrar puntos comunes y mantener nuestra acción colectiva. Esta tarea puede parecer insuperable, y resulta fácil caer en generalizaciones o entrar en cuestiones donde los desacuerdos y las diferencias son tan profundos que acaban por acentuar las disensiones y hacen imposible superarlas.

No obstante, nosotros mismos debemos decidir si este momento de incertidumbre es presagio de conflictos más generalizados, desigualdades más profundas y una erosión del imperio de la ley, o si, por el contrario, puede aprovecharse para renovar nuestras instituciones comunes en pro de la paz, la prosperidad y los derechos humanos. Ha llegado el momento de pasar a la acción. Ya no bastan las palabras y buenas intenciones: en este informe me he limitado en gran medida a proponer ciertas decisiones que considero necesario y factible adoptar en 2005. En el anexo enumero algunos temas específicos que deberían examinar los Jefes de Estado y de Gobierno.

Para tomar decisiones bien fundadas, los dirigentes mundiales necesitarán, como dijo el Presidente de los Estados Unidos de América Franklin D. Roosevelt, cuyas ideas fueron tan esenciales para la fundación de las Naciones Unidas, “atreverse a cumplir con sus responsabilidades en un mundo que sabemos imperfecto”. También necesitarán la sabiduría suficiente para salvar sus diferencias. Estoy convencido de que, individual y colectivamente, podrán hacerlo con un liderazgo firme y lúcido. También estoy convencido de que así deben hacerlo. Lo que propongo en este informe es factible y está a nuestro alcance. De unos inicios pragmáticos podría surgir un cambio de rumbo para nuestro mundo con visión de futuro. Tenemos aquí una oportunidad y un desafío.

4 comentarios:

Carlos dijo...

¿Libertad para vivir sin miseria? Los "liberales" (con comillas) no tardarán en decir que Mr. Coffee es comunista

Jeremias dijo...

Los liberales que no viven en la miseria, claro. Porque los que no tienen para comer no se pueden preocupar de la libertad ;)

Dotakon dijo...

Koffi Annan es el secretario general de la ONU más liberal que recuerde.

Dotakon dijo...

No olvidéis que fue el elegido después del veto de Washington a la reelección del incómodo Butros Gali en 1996.

Pasado está...

Datos personales