Ni nos falta razón, ni nos sobra razón

23 de junio de 2005

¿Hacia una nueva Europa?


Dice Blair que durante su presidencia (los próximos seis meses) de la Unión Europea quiere impulsar un debate franco y abierto sobre el futuro de Europa; quiere una renovación seria y profunda de las instituciones sin perder los ideales. Sin limitarse a lo de una Europa social o un mercado común.
“Ahora, casi 50 años después, tenemos que renovarnos, y no hay nada de malo en ello. Todas las instituciones deben hacerlo y podemos, pero sólo si volvemos a unir los ideales europeos en los que creemos con el mundo moderno en el que vivimos”, ha dicho Blair en su discurso de presentación de las prioridades de la presidencia inglesa de la UE. “Cualesquiera que sean las cosas sobre las que difieren los pueblos de Europa, todos están de acuerdo al menos en un punto. Europa está al borde de un debate profundo sobre su futuro. Tengamos en valor de acometerlo”, ha dicho.
Hay que aplaudir a Blair. Sus intenciones son muy buenas, como lo es su declaración de que la ampliación es una forma de crear una Europa más fuerte. Estoy de acuerdo con Blair en eso.

Sin embargo, hay que poner las fronteras de Europa. Es urgente hacerlo. También hay que cambiar el discurso económico, tanto o más que el político. Hay que poner en marcha un debate de ideas de futuro, no de hechos pasados, pero que no lo lleven a cabo sólo los políticos. Ya hay medios para un debate público y ciudadano entre todos los europeos. Que nos pregunten. Estamos anta una oportunidad única, un reto inconcebible. Vamos a llevarlo a cabo.

¿Estados o Unión? En Estados Unidos lo arreglaron con una guerra hace muchos años. Y desde entonces funcionan como unión, pero con unos estados poderosos. En Europa hay que dar un paso más, apelar a la conversación y elegir entre Unión o Estados. Es el estilo europeo, y el sueño de muchos es que se imponga la Unión. Hay que lograrlo mirando al futuro, al 'sueño europeo' de la paz y el diálogo intercultural frente al 'sueño americano' del 'que gane el mejor' y las minorías.

Actualización: Q&A sobre la presidencia británica, en la BBC.

5 comentarios:

Dani dijo...

Yo lo siento mucho, pero me creo bastante poco de lo que ha dicho Blair. Ni quiere una Unión Europea política ni social. Él quiere sacar tajada de la Unión, aprovecharse de sus ventajas económicas y muy poco más. Lo ha demostrado en los últimos años y lo seguirá haciendo.

Es muy fácil hacer discursos europeístas ahora que Francia y Holanda han dicho que NO a la Constitución. ¿Qué hubiera dicho si hubiera salido que SÍ en los dos países? Seguro que el discurso no hubiera sido tan "europeísta".

Wallenstein77 dijo...

Hola a todos:
Aunque no me cae especialmente bien (mejor no obstante que otros y la lista seria muy larga) hay que reconocer que Blair es muy listo y tiene mucha carisma (si la memoria no me falla ese fue uno de los factores de su victoria en 1996). Ha dicho cosas muy bonitas, pero sin concretar nada a la espera de como giren los vientos coyunturales. De todas maneras, tras el fracaso del actual modelo de proyecto europeo, quizas no sea mala idea la de apostar por un nuevo enfoque.

Saludos a todos.

Jeremias dijo...

A mí no me gusta Blair, como no me gusta casi ningún político europeo. Pero tiene el beneficio de la duda, al menos por mi parte. ¿Que quiere poner en marcha un debate de ideas? Vamos a darle ideas al señor Blair, vamos a hablarle de solidaridad, de ceder competencia que toque la soberanía británica; veamos quién quiere avanzar en Europa y quién quiere un mercado único.

Lo que no podemos permitir es una Europa cerrada, sea mercantil o social. Lo que tenemos que hacer es alzar la voz. Que nos escuchen, porque esto nos importa mucho.

Evidentemente, el No a la CEur ha influido, pero no es determinante. La renegociación de los fondos europeos se tenía que celebrar de cualquier forma. Si lo que duele es la libra, vamos a golpear donde duele para ver hasta que punto llega el europeísmo del señor Blair. Y el del resto de mandatarios.

¿Más Estado o más Unión?

E. dijo...

Vamos a ver. En mi opinión:
-Blair tiene razón en proponer una reforma en profundidad de la estructura financiera de la UE. No podemos esperar ocho años para tener un presupuesto que nos ayude a hacer frente a los retos del mundo en que vivimos ahora, no podemos continuar diciendo a los países menos desarrollados que no único que pueden esperar de nosotros es caridad (impulsada por UK, dicho sea de paso) pero no vender sus productos (mayoritariamente agrícolas) en nuestros subvencionados y protegidos mercados.
-Es injusto decir que UK es antieuropeo. Que yo sepa es de los pocos países que ha permitido desde el primer momento la entrada libre a los trabajadores de los nuevos socios (al infame fontanero polaco); es el segundo contribuyente neto al presupuesto comunitario y es el que ha defendido (y sigue defendiendo) a capa y espada la ampliación a los países del este.
-Es injusto acusar a Blair de antieuropeísta. Eso supone tener una idea preconcebida de lo que debe ser Europa (la impuesta por el eje franco-alemán) y tachar de antieuropeo a todo el que no la comparta, incluso aunque defienda la existencia de una UE con un mercado común, y aunque defienda la necesidad de políticas de solidaridad entre los Estados y de una cooperación estrecha entre estos en materia de seguridad e inmigración. Rechazar la construcción de una superburocracia europea no es ser antieuropeo.
-Yo no quiero una Europa que se cierre con políticas proteccionistas, para crear una especie de microcosmos que inevitablemente acabará por derrumbarse. Quiero una Europa emprendedora, que mire al exterior, que invierta en educación, en investigación y desarrollo, en infraestructuras. Una Europa que ayude a los Estados miembros, y a sus ciudadanos a vivir mejor en el mundo del s.XXI, que vea la ampliación hacia el Este, la integración de Turquía, la globalización y el nacimiento de las nuevas potencias asiáticas como una oportunidad y no como un peligro.
-Y en fin, a la pregunta más Unión o más Estado, tal como están las cosas y tal como pretendían reformarlas (CEur) respondo que no quiero más Unión. Creo que la Unión es una institución que escapa a la fiscalización directa de los ciudadanos (a diferencia de lo que sucede con el Estado). No podemos seguir atribuyendo poderes a los burócratas europeos. Ahora bien, puestos a especular, quizá cambiaría de opinión si me dejaran elegir un Parlamento europeo, que sea un Parlamento soberano y no cámara de consulta, donde los eurodiputados cobran un ojo de la cara y no deciden nada por sí mismos. Quizá la cosa cambiaria si me dejaran elegir un Presidente de la UE, con verdaderos poderes ejecutivos. Quizá. Pero lo cierto es que estamos bastante lejos de eso. Francia no está dispuesta a convertirse en la Tejas de Europa. Francia quiere seguir siendo Francia y utilizar a Europa de amplificador. And of that, I’ve had enough. He dicho.

Lo siento por el rollete, pero es que estoy harto del “qué malos y qué poco europeos son los ingleses.”:P

Jeremias dijo...

Buen rollete. Yo quiero más Unión previo debate, con los fundamentos primeros del cotarro.

En cuanto al debate de la europa 'liberal' o la europa 'social', recomiendo este artículo de Rifkin. Muy bueno.

Pasado está...

Datos personales