Ni nos falta razón, ni nos sobra razón

20 de junio de 2005

D'hondt la monta en Galicia

En España, los escaños se reparten de forma proporcional según la ley d'Hondt, y para poder lograr uno, hay que superar el 3% del voto. Ello implica que los partidos más pequeños se queden sin escaños y que salgan favorecidos los grandes partidos. El problema en Galicia es que el último escaño de Pontevedra es para el PSOE, pero por una diferencia de unos 8.000 votos. Son los famosos restos, lo que determina cuánto cuesta un escaño. En esta ocasión, le sale más barato al PSdeG y más caro al PP.

Pero queda por contar el voto emigrante de la circunscripción de Pontevedra. Unos 21.000 30.000 votos. Por tanto, para que el PP pueda conseguir ese escaño tendría que conseguir un número de votos superior en 8.166 más los restos que lo que sume el PSdeG. Para no liarnos: aproximadamente el 70%. Doblar lo que obtengan los socialistas, más o menos. En Escolar.net lo explican de forma más detallada.

El amigo d'Hondt ha montado una buena en Galicia. Ayer vi a Fraga confiado, sobre todo por el voto que llega de Sudamérica (Venezuela, principalmente) y porque el año pasado le favorecieron los resultados. Ya veremos.

Actualización: más clarito, en Malaprensa.

5 comentarios:

piradaperdida dijo...

"Ello implica que los partidos más pequeños se queden sin escaños y que salgan favorecidos los grandes partidos."

eso ocurre sólo en las circunscripciones pequeñas. En las grandes ocurre todo lo contrario... y precisamente es mucho más arbitrario porque como tú bien señalas, cada vez perjudica a uno distinto: "En esta ocasión, le sale más barato al PSdeG y más caro al PP."

EduardoE dijo...

En nuestro país también se utiliza el sistema D'Hondt para las votaciones parlamentarias. Este año tenemos elecciones conjuntas del Ejecutivo y del Parlamento, y este año va a ser, si se dan las condiciones, en una de las más reñidas de la historia del país:

Algunas razones de esto son:

1. La división de circunscripciones electorales esta basada en la división regional del país, lo que hace que la región Metropolitana tenga cuatro senadores (son dos senadores por circunscripción, en solo seis regiones disponen de dos circunscripciones) con algo más de 4.6 millones de habitantes, y que mi región (la V Región de Valparaíso) también tenga 4 por algo más de 1.5 millones. Es más, la XI Región tiene dos senadores para sus casi 110 habitantes.

2. Los senadores en ejercicio duran 8 años, aunque las elecciones se alternan según el número de la región. Este año le tocan a todas las regiones de número par más la Región Metropolitana de Santiago.

3. Por el sistema de elección (en nuestro caso no hay un mínimo de votos para que un partido quede excluido) y las dos alianzas (La Concertación de Partidos de la Democracia, de Gobierno e izquierda; y la Alianza de Chile, de oposición y derecha), si una alianza le dobla en votos a la otra se queda con todos los escaños en juego en la votación de senadores o diputados. Gracias a ello, por ejemplo, el Partido Comunista en la elección de diputados del 2001 saco 5.21% de votos y aún así no pudo obtener ningún escaño.

4. Si se aprueban antes de las elecciones el paquete de reformas constitucionales (el cuál incluye una refundición de todos los cambios en el tiempo, para así sacar la firma de Pinochet en ella), el próximo presidente o presidenta durará 4 años, por lo que cada elección sería siempre para elegir tanto al Parlamento como al Ejecutivo.

5. Y otro caso que se daría con la reforma constitucional es que se acabarían con todos los senadores vitalicios (el único que ejerce ese derecho es el ex-presidente Frei Ruiz-Tagle) y los institucionales, que son el "partido militar" (un ex-comandante en jefe en retiro de cada una de las FFAA y Carabineros) y el "partido del Estado" (un ex-contralor general de la república, un ex-ministro de estado, dos ex-ministros de la Corte Suprema y un ex-rector de universidad estatal); lo cuales terminarían su mandato el 11 de marzo del 2006.

Así, el Senado se reduciría de 48 a 38 los senadores en ejercicio, lo cuál esta llevando a que la competencia por esos escaños sea importante para ambas alianzas, ya que técnicamente están en empate de fuerzas.

De darse el escenario "con reformas constitucionales", este año podría ser decisivo para ambas alianzas; para la Concertación en el intento de mantener el control del Ejecutivo y el Legislativo, y de la Alianza, para intentar esta vez tomar el control de al menos el Senado.

Jeremias dijo...

Claro, en las pequeñas, estaba hablando de Galicia :D

Eduardo, ¡menudo lío! Espero poder seguir las elecciones en tu blog... ¿qué día son?

EduardoE dijo...

Aproximadamente a mediados de diciembre, aunque en todo caso se espera que en la Presidencial ocurra una segunda vuelta.

Jeremias dijo...

Estaré preparado para entonces. Cuento con tus comentarios desde allí para seguirlo :D

Pasado está...

Datos personales