Ni nos falta razón, ni nos sobra razón

23 de junio de 2005

Berlusconi, un italiano más

Cualquiera que haya visto a un italiano ligando en la costa mediterránea española, no se puede extrañar de que Berlusconi, como buen italiano, ponga toda la carne en el asador a la hora de cortejar a una dama:
"Desempolvé todas mis artes de 'playboy' e hice la corte a la presidenta de Finlandia", afirmó el primer ministro italiano.
Y que no, que Tarja Halonen, vez de sentirse halagada, se siente ofendida y se pone en marcha un pequeño conflicto diplomático. Una vez más, afirmo que Berlusconi es un cachondo.

4 comentarios:

EduardoE dijo...

Ese tipo no sabe cuidar sus palabras.

Carlos dijo...

No consigo decidir cuál de los dos es más tonto, si el italiano o la finlandesa. Y lo peor es que las actitudes habituales de una gran parte de la gente bien pueden identificarse con las de estos dos personajes: la mitad de la Humanidad se ofende por las estupideces que dice la otra media ¡Qué mundo!

Jeremias dijo...

Eduardo, es un bocazas. Pero es que es italiano, un playboy italiano. Hay que comprenderle... aparte de eso, es un tipo campechano, o que lo parece, y eso hace que caiga bien en su país, como Bush en el suyo. No parecen políticos, y eso vende mucho.

"la mitad de la Humanidad se ofende por las estupideces que dice la otra media ¡Qué mundo!"
Joder, Carlos, estoy completamente de acuerdo contigo. ¡Qué mundo!

Anónimo dijo...

Looking for information and found it at this great site... » »

Pasado está...

Datos personales