Ni nos falta razón, ni nos sobra razón

28 de mayo de 2005

Crisis de identidad

El conde Coudenhove-Kalergi, uno de los más fervientes europeístas del siglo XX, hizo una memorable advertencia en el Congreso de Europa celebrado en La Haya en 1948: "No olvidemos nunca que la Unión Europea es un medio y no un fin".Y esto seguirá siendo válido tanto si los franceses dicen sí a la Constitución como si votan no, pero con una diferencia: el mundo ha cambiado. Si gana el no, habrá crisis, una parálisis. Y si gana el sí, los problemas no desaparecerán como por ensalmo, ya que hay muchas visiones europeas enfrentadas.
Estoy de acuerdo en este punto con Xavier Batalla. Europa tiene un enorme problema que no soluciona este tratado que mañana votan los franceses. Tenemos un grave crisis de identididad. No se puede avanzar en la Europa política sin saber hasta dónde queremos llegar, qué queremos ser, cuál debe ser nuestro papel en el mundo.

Primero hay que definir este punto, y no hacerlo por oposición a Estados Unidos, porque es un tremendo error. Hace falta un debate serio, en las calles, en los medios y en las instituciones para aclararnos las ideas. Y, quizá, volver a los fundadores de la Unión y a quienes vieron antes que nadie una Europa unida.

No hay comentarios:

Pasado está...

Datos personales