Ni nos falta razón, ni nos sobra razón

26 de mayo de 2005

Amnistía Internacional, sobre Estados Unidos

Centenares de personas siguieron detenidas sin cargos ni juicio en la base naval estadounidense de Guantánamo, Cuba. Durante las operaciones militares y de seguridad realizadas por Estados Unidos en Irak y Afganistán se detuvo a miles de personas y se les negó de forma sistemática el acceso a familiares y abogados. Se iniciaron o llevaron a cabo investigaciones militares sobre las denuncias de tortura y malos tratos a detenidos infligidos por personal estadounidense en la prisión iraquí de Abu Ghraib y sobre los informes de muertes bajo custodia y malos tratos perpetrados por las fuerzas estadounidenses en otros lugares de Irak, así como en Afganistán y Guantánamo.

Salieron a la luz pruebas de que el gobierno de Estados Unidos había autorizado técnicas de interrogatorio que violaban la Convención de la ONU contra la Tortura. Comenzaron en Guantánamo las vistas preliminares de las comisiones militares, pero se suspendieron en espera de la resolución de un tribunal estadounidense.
El informe sobre 2005 de Amnistía Internacional es muy duro con Estados Unidos. La no ratificación de la Corte Penal Internacional, Guantánamo, detenciones indiscriminadas en Irak y Afganistán, prisioneros en paradero desconocido, deslocalización de la tortura o la pena de muerte son algunos de los puntos críticos del informe.

La secretaria de la organización, Irene Khan, calificó al Guantánamo del 'gulag' de nuestro tiempo -yo digo que es ilegal y debe desaparecer- y dijo que se utiliza -pervirtiéndolo peligrosamente- el lenguaje de los Derechos Humanos para justificar la tortura. La política de 'expansión de la democracia' del presidente Bush es peligrosa e incontrolable. Irak no va nada bien, como demuestra la reciente medida de establecer un cordón de seguridad -¡con 40.000 soldados iraquíes!- alrededor de Bagdad. Agrandar y mejorar el Estado de Derecho y la democracia es el único camino para vencer al terrorismo.

No se puede ir dando lecciones democráticas y luego no respetar leyes ni tratados internacionales. Los dirigentes americanos deberían darse cuenta lo antes posible de que su táctica contra el terrorismo está equivocada, y cambiarla. Mientras, como hace nesemu, no está mal recordar este poema de Bertol Brecht:
Primero cogieron a los comunistas,
y yo no dije nada por que yo no era un comunista.

Luego se llevaron a los judíos,
y no dije nada porque yo no era un judío.

Luego vinieron por los obreros,
y no dije nada porque no era ni obrero ni sindicalista.

Luego se metieron con los católicos,
y no dije nada porque yo era protestante.

Y cuando finalmente vinieron por mí,
no quedaba nadie para protestar.

1 comentario:

Anónimo dijo...

euskal preso eta hieslariak kalera.vosotros sois un verguenza matais a jente por kedaros con la tierra de otra jente sois unos racistas PUTOS NACIS!!VIVA LA REPUBLICA Y EL SOCIALISMO!!!

Pasado está...

Datos personales