Ni nos falta razón, ni nos sobra razón

9 de noviembre de 2004

Un día, China nos vestirá a todos...

... y ese día no está tan lejos. Resulta que el 1 de enero termina la vigencia del 'Acuerdo Multifibras', que hasta ahora ha puesto cuotas a la fabricación de telas y vestimentas.

¿Qué pasará a partir del 1 de enero? Pues que se impondrá la libre competencia, y visto el panorama, hay un claro aspirante a copar el mercado: China. Bueno, también la India. Entre los dos es fácil que pasen a controlar más de tres cuartas partes del mercado. Los grandes perjudicados serán los países medios, aquellos cuya industria ha sobrevivido gracias a este pacto pero que, treinta años después de firmarlo, sigue sin ser suficientemente competitiva. Por ejemplo, el caso de Bangladesh o de varios países árabes. Por ejemplo, en Túnez, la exportación textil supone el 50 por ciento del total.
Pero bueno, como el mercado no es del todo libre, cuando China entró en la OMC algunos fueron previsores y, en previsión de que China pudiese copar el mercado, si algún país se ve muy afectado, podrá imponer un sistema de cuotas al menos hasta 2013. O sea, gravar los productos chinos para rebajar su competitividad.

Este tema levantará polvo, es algo similar a lo de los astilleros. El caso es que pasa con todo: los chinos reducen los costes hasta límites insospechados e imposibles de igualar en el resto del mundo. Y así con todo menos con la alta tecnología. En fin, el libre mercado, es lo que tiene.

No hay comentarios:

Pasado está...

Datos personales