Ni nos falta razón, ni nos sobra razón

1 de noviembre de 2004

El PT pierde Porto Alegre

El Partido de los Trabajadores, del presidente brasileño Lula, ha perdido el gobierno de São Paulo y Porto Alegre.

Si bien lo de São Paulo estaba dentro de las posibilidades, aunque el PT hizo grandes esfuerzos por no perder la alcaldía, lo de Porto Alegre es un serio revés político.
El PT gobernaba esa ciudad, cuna del Foro Social Mundial, desde hacía 16 años, y había puesto toda la carne en el asador a través de programas como el denominado 'presupuesto participativo'. Pese a todo, el partido de Lula ha caído por ocho puntos. ¿Por qué? ¿Acaso los brasileños están dejando de creer? Lula trajó esperanza y luz en tiempos sombríos, pero su luz se va apagando. Está condicionado por cuestiones económicas, es cierto, y ha hecho grandes cosas, de acuerdo, pero no ha llegado ni a la mitad de lo que se esperaba de él.

Es significativo que, pese a subir en general en todo el país, hayan perdido la ciudad que era símbolo del cambio. Creo que tanto Lula como el PT deberían reflexionar seriamente sobre todo esto. Si no, la caída será terrible y tendrá consecuencias más allá de Brasil.

Pasado está...

Datos personales