Ni nos falta razón, ni nos sobra razón

21 de octubre de 2004

Índices de corrupción

La corrupción es uno de los males más importantes de la democracia. Incluso hay quién asegura que en el cesto tiene que haber manzanas podridas. El problema, según lo veo, yo es que una manzana podrida puede hacer que se pudra todo el cesto. Sobre todo entre la clase política, la corrupción es un mal muy grave con el que, sin embargo, estamos conviviendo.

Pues bien, Transparency International ha publicado su índice anual del nivel de corrupción en el mundo.

Su 'lead' es claro: de las 146 naciones analizadas, las más corruptas son las principales productoras de petróleo. Alrededor de 400 billones (sí, con B) de dólares se pierden en el mundo en sobornos. Ya no dicen qué parte de esos 400 billones va a parar a paraísos fiscales, desde los que se financia el terrorismo y en los que engordan las cuentas privadas de más de dos políticos y empresarios. Todo dinero negro que limpian en sitios como las Islas Caimán, Londrés o Gibraltar, sin ir más lejos.
O sea, que la mayoría del dinero que gastamos en petróleo va, de forma indirecta, a parar a la corrupción. Luego dirán del Programa Petróleo por Alimentos, pero aquí todos hacen lo mismo.
Y aunque aquí nadie tiene un 10, sombrerazo para Finlandia, Nueva Zelanda, Dinamarca e Islandia, que encabezan el ranking.

¿Y España? Pues en el puesto 22, pero por lo visto hemos mejorado unos 3 puntos en los últimos 10 años. Si en otro 10 mejoramos otros 2 me daré pos satisfecho y me quejaré un poco menos (sólo un poco).

No hay comentarios:

Pasado está...

Datos personales