Ni nos falta razón, ni nos sobra razón

22 de octubre de 2004

Los clásicos y la Red

'Ahora que Cervantes muere' es el último artículo de David de Ugarte. Casi siempre estoy de acuerdo con él, o con la mayoría de lo que dice. Sin embargo, apuntar que 'La era literaria de Cervantes y Proust, de Shakespeare y Goethe, podría estar llegando a su fin' es demasiado. Demasiadas revoluciones han visto ya estos autores y ninguna de ellas les ha dejado anticuados. Puede que no expliquen el concepto de Red, pero siguen sienvo válidos.
Uno de los, a mi juicio, errores de la forma de pensar de David es que opina que el mundo se debe adaptar al pensamiento en red, cuando es todo lo contrario: es el concepto de red el que se debe adaptar al mundo para triunfar.

Lo que tienen los grandes escritores, y sus grandes obras, es que tratan problemas universales, que siempre estarán presentes, si bien lo hacen a través de historias de carácter local. Ese es su mérito principal, no escribir mejor o peor -que también es un mérito importante. No importa lo separados que estén en el tiempo los contextos del escritor y del lector, porque el lector conoce en qué contexto se escribió la obra y eso le permite interpretarla a su gusto. Incluso, aunque no conozca ese contexto, bien puede llegar a entender lo que supone El Quijote, sobre todo porque este tipo de obras permiten una interpretación para cada lector.
Obviamente, puede que te sientas mejor representado en obras que han sido concebidas en tu mismo espacio-tiempo, pero eso no significa que los clásicos se queden anticuados. Para nada. Es un error pensar eso. De hecho, la mayoría de las obras no son más que reinterpretaciones de historias anteriores. Contar siempre los mismos problemas de diferentes maneras.

Creo que es un error afirmar, como hace David, que "Leer a los clásicos griegos o latinos es un ejercicio de documentación histórica. No son ya, por la ajenidad de su contexto, literatura para nosotros". Entender a Dick, Sterling o Stephenson, lecturas que propone David para los jóvenes, es mucho más sencillo si antes se han revisado autores como Homero, Cervantes, Shakespeare, Kafka o Goethe.
Si alguna revolución pudiese 'matar' a los clásicos, ya estarían muertos. No, la Red no acabará con ellos. En todo caso, los sacará a flote.

No hay comentarios:

Pasado está...

Datos personales