Ni nos falta razón, ni nos sobra razón

30 de octubre de 2004

Conexión chino-iraní

En cuestiones empresariales hay que carecer de escrúpulos. Así que los chinos han ampliado su negocio energético con Irán estableciendo un acuerdo para aprovisionamiento de petróleo y gas natural que será el mayor entre los dos países.

Las necesidades energéticas de China crecen cada día y nadie sabe dónde está el límite. Ellos se van expandiendo y comiendo mercado a la vez que aumentan sus reservas, lo que influye bastante en el precio del petróleo. La pregunta que yo me hago últimamente es ¿llegará un momento en que a China le sea imposible cubrir todas sus necesidades? Si yo fuese el responsable de la energía en el gigante asiático me dedicaría a invertir en energías renovables.

No hay comentarios:

Pasado está...

Datos personales